Publicaciones etiquetadas ‘Eruviel Ávila Villegas’

A un mes de gobierno, los retos de Alfredo del Mazo

El 16 de septiembre del 2017 Alfredo del Mazo Maza asumió la gubernatura del Estado de México para los próximos seis años, los cuales habrán de culminar el 15 de septiembre del 2023. Del Mazo Maza es el tercer miembro de la familia del Mazo en estar al frente del ejecutivo estatal del Estado de México; su abuelo, Alfredo del Maza Vélez, fue el primer gobernador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el periodo de 1945 a 1951; después, su padre, Alfredo del Mazo González, también sería gobernador de la entidad de 1981 a 1986. El actual ejecutivo estatal llega a la gubernatura después de haber sorteado la elección más competida del Estado de México. Apenas una ventaja de casi 3 puntos sobre la candidata de Morena le permitió a la tercera generación de los del Mazo volver a estar al frente de la entidad, lo cual también le significa al PRI seguir conservando su prevalencia ejecutiva en el estado, pues es uno de los cinco que aún no experimenta alternancia política. De esta manera, el nuevo gobernador se enfrenta a un clima político que ninguno de sus antecesores había vivido, gobernar con apenas un tercio de la votación total, 34%; en una de las votaciones con mayor participación de la entidad, 53%. De esta manera el primer gran reto para el nuevo gobernador es lograr un respaldo a su gestión de gobierno entre los mexiquenses, tarea por demás complicada considerando las opiniones negativas, 53%, que genera entre la población de la entidad.   Con 41 años de edad, del Mazo Maza enfrenta el reto de gobernar a la entidad más poblada del país. La tarea de gobernar esta entidad no es menor, los problemas son severos y se han dejado ver en temas como inseguridad, feminicidios, transporte público y pobreza; además de las afectaciones que dejaron los sismos del pasado mes de septiembre.

Inseguridad, la gran asignatura pendiente

La inseguridad en el Estado de México es un problema con el que día a día lidian los mexiquenses. Las cifras de inseguridad en el estado han ido al alza. Por ejemplo, el robo a casa habitación, ha registrado un aumento de un 50%.[1] No es casualidad que la inseguridad sea lo que más preocupe a los mexiquenses. De acuerdo con datos del INEGI, la inseguridad y delincuencia,77%, es el principal tema de preocupación entre los habitantes mayores de 18 años. Le siguen: corrupción, con 53%; desempleo, con 40%; mal desempeño del gobierno, con 37%; y pobreza, con un 35%. La última información del INEGI, respecto a esta problemática, muestra una tasa de prevalencia delictiva en este estado de 45,795 casos por cada 100 mil habitantes mayores de 18 años para el 2015. Esta cifra coloca al estado en el primer lugar nacional, con una variación que ha ido aumentando en los últimos años.

Transporte público

Durante su campaña, el entonces candidato del PRI propuso combatir una de las vertientes más importantes de este problema: la seguridad en el transporte público, a través de la instalación de cámaras de seguridad, botones de pánico y transporte especial para mujeres. La prevalencia de los robos en transporte público se ha mantenido constante para los mexiquenses, quienes desde el 2011, año en el cual inició su mandato Eruviel Ávila, han visto mantenerse este tipo de agravios en poco más de la mitad, 53%. Casi la mitad de los mexiquenses, 49%, mayores de 18 años dice haber sido víctima de un asalto en estos espacios, muy por encima de la media nacional la cual se ubica, para este tipo de delito, en 28%. En este caso, el reto para el nuevo gobierno será disminuir la incidencia de robos en el transporte público. Sector que en los últimos días ha tenido la atención de la opinión pública debido a que se autorizó el aumento de la tarifa mínima, la cual ya se ubica en $10. Sin embargo, diversos usuarios han denunciado a través de redes sociales que dicho aumento se lleva a cabo, por lo menos desde enero de este año. [2] Por lo pronto, acciones inmediatas y contundentes en este sector dentro de los primeros 100 días de gobierno mandarían un mensaje muy importante a la población mexiquense, la cual ve mermados sus bolsillos por estas circunstancias.

Violencia contra las mujeres, problema que no cede

El problema de la violencia de género, y en particular el feminicidio en el Estado de México, ha arrojado cifras alarmantes, a tal grado que en el sexenio de Eruviel Ávila se decretó la alerta de género en 11 municipios del estado (Chalco, Chimalhuacán, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec de Morelos, Ixtapaluca, Naucalpan de Juárez, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla de Baz, Toluca, Tultitlán y Valle de Chalco Solidaridad). Hasta el 31 de julio de 2017, de acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado de México, se habían cometido 41 feminicidios. Faltando dos meses para concluir el 2017, 22 menos de los 66 registrados por esta institución en todo 2016, pero uno más que en todo el 2013. Sin embargo, al considerar la cifra de delitos dolosos registrados en contra de mujeres de esta misma institución los números se disparan de manera considerable. Hasta julio de este año la Fiscalía llevaba registrados 145 homicidios dolosos. El máximo registrado se dio apenas el año pasado con 273 homicidios de este tipo. De inicio, el rubro de seguridad ha sido encomendado a Maribel Cervantes quien estará al frente de la nueva Secretaría de Seguridad Pública. Con experiencia en el tema, será la responsable de atender esta problemática que a decir de varias ONG’s va en aumento.[3]

Situación de pobreza

Otro reto importante para la nueva administración es la pobreza que impera en el estado. De acuerdo con cifras del CONEVAL la población en pobreza en el Estado de México pasó de 8,270 a 8,230 miles de mexiquenses, lo cual representa un 48% de la población del estado con al menos una carencia en rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación; además de ingresos insuficientes que no les permiten adquirir bienes y servicios necesarios para cubrir necesidades de alimento y de otro tipo. En cuanto a pobreza extrema, el número de personas pasó de 1,207 a 1,057 miles de personas, en los años 2014 y 2016 respectivamente; lo cual significa un 6% de mexiquenses. Prácticamente poco menos de la mitad de la población del Estado de México vive en algún nivel de pobreza. Un aumento de 5 puntos respecto al 2010. Mientras que en pobreza extrema se dio una reducción en apenas 2.5 puntos en este mismo intervalo de tiempo. En este sentido, una de las propuestas más sonadas y que a su vez le generó las mayores críticas al actual gobernador fue el “salario rosa” para amas de casa. Con esta propuesta el gobierno del estado buscaría transferir algún tipo de recurso económico a un 22% (132,700) de amas de casa de entre 15 a 59 años en el estado, tomando como referencia la última encuesta intercensal del INEGI.

El sismo del 19 de septiembre y su impacto

Apenas cuatro días después de asumir como Gobernador, el Estado de México se vio afectado por el sismo del 19 de septiembre. De acuerdo a cifras del Gobierno estatal poco más de 7 mil viviendas se vieron afectadas, de ellas casi 2 mil se consideran pérdida total.  En cuanto a la situación de los inmuebles educativos de la entidad, al 4 de octubre se reportaron 3 mil 645 escuelas afectadas, 78 con pérdida total; lo cual convierte al estado en uno de los más afectados en este rubro.[4]  

Alfredo del Mazo Maza ha asumido la gubernatura, como lo hicieran su padre y abuelo, de uno de los estados más complejos de la República. La familia del Mazo se ha mantenido en el primer plano de la política nacional, hoy la tercera generación deberá resolver problemas que le han heredado administraciones pasadas, además de la situación de emergencia producto de los pasados temblores. El reto no es menor, ha pasado un mes de gobierno y los retos deben enfrentarse cuanto antes, pues de lo contrario quizá el actual gobernador será con quién el PRI vea su último periodo de gobierno ininterrumpido, si atendemos a los resultados de la última elección.


contacto@delphos.nu
[1] http://www.eluniversal.com.mx/metropoli/edomex/registra-edomex-incremento-de-50-en-robo-casa-habitacion [2] http://www.excelsior.com.mx/comunidad/2017/01/16/1140230 [3] https://elpais.com/internacional/2017/05/15/mexico/1494869255_010650.html [4] http://edomexinforma.com/2017/10/afirma-adm-que-el-edomex-no-descansara-hasta-ponerse-nuevamente-de-pie/

Candidatos transparentes para el Estado de México

Candidatos transparentes para el Estado de México

El pasado 2 de febrero la iniciativa de ley conocida como “Ley 3 de 3” (Ley General de Responsabilidades Administrativas) fue presentada al Congreso de la Unión con el aval de  más de 600 mil firmas ciudadanas.[1] La demanda principal: abatir la corrupción y los conflictos de interés existentes entre los funcionarios públicos en los tres niveles de gobierno, además de los órganos autónomos del Estado.

Una de las principales propuestas contenidas en esta iniciativa consistió en la presentación, por parte de todo candidato a un puesto de elección popular, de sus declaraciones patrimonial, de interés y fiscal, de manera periódica y pública.[2]

Este ejercicio surgió a raíz del proceso electoral federal de 2015. En ese entonces varias organizaciones de la sociedad civil lanzaron la plataforma electrónica “Candidato Transparente” con el fin de que cada candidato de ese proceso pudiera subir sus tres declaraciones, los electores pudieran acceder a esta información y con ello tener más elementos a la hora de decidir su voto.

De acuerdo con las cifras del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), principal impulsor de la plataforma, fueron alrededor de 400 los candidatos que en ese entonces presentaron sus tres declaraciones,[3] de un total de 2,159 cargos de elección popular.[4]

Nuevamente se impulsó el mismo ejercicio para el proceso electoral de 2016. Sólo 74 candidatos electos hicieron públicas sus declaraciones en el sitio www.3de3.mx,[5] de un total de 713 puestos de elección popular.[6]

Poca transparencia

El proceso electoral del año entrante involucra a tres estados que renovarán gubernatura, Coahuila, Nayarit y Estado de México; de ellos este último se ha convertido en el centro de atención por ser un estado sin alternancia política, como Coahuila, y la entidad de la cual proviene el actual Presidente de la República.

Un elemento central en las pasadas elecciones del cinco de junio fueron los señalamientos de corrupción y la falta de transparencia de los gobiernos estatales, particularmente en Chihuahua, Quintana Roo y Veracruz, estados donde el PRI perdió.

Bajo este contexto Delphos en su encuesta a nivel Estado de México, encontró que la mayoría de los entrevistados no han escuchado hablar de la llamada “Ley 3 de 3”, pese a que en la entidad el tema se abordó desde 2015 cuando se llevó a cabo un proceso electoral concurrente (ayuntamientos y Congreso local, así como Diputados federales). Este dato se conjuga con el hecho de que sólo 2 de los 125 presidentes municipales que tiene la entidad han presentado sus respectivas declaraciones.[7]

Diapositiva2

Sin embargo, el que la mayoría de los habitantes de la entidad no hayan escuchado hablar de la “Ley 3 de 3”, no significa que no estén de acuerdo con la intención de la iniciativa. Casi 7 de cada 10 entrevistados apoyaría a un candidato que haga público su patrimonio y su pago de impuestos.

Diapositiva3

En este mismo sentido,  41% de los electores del Estado de México consideran que el país se vería beneficiado si los candidatos hicieran público su patrimonio, el pago de sus impuestos y su declaración de interés.

Diapositiva4

Mientras que los más perjudicados, a su consideración, serían los políticos, 47%, y los empresarios, 52%.

Diapositiva5

El pasado 18 de julio, en el marco de la promulgación de las leyes del Sistema Nacional Anticorrupción el Presidente de México pidió perdón por la percepción generada en torno al tema de la Casa Blanca.[8] Esta declaración se da en un contexto en el cual los gobernadores han sido señalados por la opinión pública como una de las figuras de gobierno más corruptas. En particular los casos de César Duarte (Chihuahua), Javier Duarte (Veracruz) y  Roberto Borge (Quintana Roo).

De cara al siguiente proceso electoral en el Estado de México, los candidatos tendrán que atender los temas de transparencia que el electorado les demanda. Con base en este argumento la clase política tiene una larga cuesta que subir rumbo al 2017.

Diapositiva6

*Para cualquier duda o comentario contacte a:
diaz@delphos-nu.com
[1] http://www.milenio.com/politica/ley_3_de_3_0_718128466.html [2] http://ley3de3.mx/es/quienes-somos/ [3] http://www.animalpolitico.com/2015/06/df-la-entidad-con-mas-candidatos-transparentes-en-eleccion-2015-campeche-la-mas-opaca/ [4] http://imco.org.mx/wp-content/uploads/2015/04/2015_CT_Bolet%C3%ADn_Candidato_Transparente.pdf [5] http://3de3.mx/#/elecciones/2016 [6] No se consideran 715 municipios electos por el sistema de usos y costumbres en Tlaxcala y Oaxaca. Cálculo propio a partir de los datos del INE, suma uno más con la inclusión del municipio Puerto Morelos en Quintana Roo. http://www.ine.mx/archivos3/portal/historico/contenido/Calendario_Electoral/ [7] http://www.reforma.com/aplicacioneslibre/articulo/default.aspx?id=904447&md5=14373417294618c15443e0227804ed09&ta=0dfdbac11765226904c16cb9ad1b2efe&lcmd5=f720adaa2b2b2e95c31dd8f89e2b0e6d [8] http://expansion.mx/nacional/2016/07/18/pena-nieto-pide-perdon-por-el-caso-de-la-casa-blanca

Estado de México, última parada al 2018

Estado de México, última parada al 2018

Apenas concluido el proceso electoral de junio pasado las baterías de los partidos ya se enfocan en las elecciones locales del 2017, el penúltimo paso de cara a la elección presidencial del 2018. Coahuila, Nayarit y el Estado de México, son los tres estados que renovarán gubernaturas el siguiente año y, en conjunto, representan casi un 17% del total de la lista nominal nacional. De ellos tan sólo al Estado de México corresponde un 13%, el equivalente a casi 11 millones de electores. Un gran capital político y poder de negociación para el partido y el político que logren hacerse con la victoria.

Con estos datos se entiende que el Estado de México sea el centro de atención en la elección del 2017, sin embargo, su importancia no radica exclusivamente en el terreno electoral sino también en el del sistema político. En este estado se configura una interesante correlación de fuerzas, no sólo entre partidos sino también dentro del mismo PRI.

Al Interior del partido las figuras de Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila Villegas, actual gobernador del Estado, serán las cabezas que determinen la elección del candidato. Por ello los activos y negativos de cada una de estas figuras pesarán en quién abandere al PRI en el 2017.

Por un lado, Peña Nieto arrastra los mayores márgenes de desaprobación nacional que un presidente ha tenido desde que existen mediciones de este tipo[1]. Sin embargo, éstos no resultan tan desfavorables entre los mexiquenses. En la última medición de Delphos, levantada en el Estado de México entre el 1 y el 3 de julio, la aprobación que obtiene como presidente llega a 43%.  ligeramente por encima de la que Eruviel Ávila tiene como gobernador con un 39%.

Diapositiva3

La sombra de una posible alternancia

Las elecciones del pasado 5 de junio arrojaron cuatro nuevas alternancias a nivel estatal con lo cual se reducen a cinco el número de estos estados: Campeche, Coahuila, Colima, Estado de México e Hidalgo. En el caso del Estado de México suman más de 80 años de gobiernos priistas, no obstante, lo anterior un 24% de la población del estado cree que ha sido gobernada por un partido distinto al PRI; mientras que un 11% desconoce si ha existido o no alternancia en el estado.

Respecto al dato anterior, de las personas que creen que han sido gobernadas por un partido distinto al PRI, el 51% cree que el PRD ha gobernado en algún momento la entidad, mientras que un 37% considera que ha sido el PAN.

Diapositiva4

A partir de los pasados resultados electorales Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz por primera vez serán gobernados por candidatos no postulados por el PRI. De ellos solo en Tamaulipas el candidato ganador no fue postulado por la coalición PAN-PRD. Estos resultados han puesto sobre la mesa nuevamente la posibilidad para que estos dos partidos conformen una coalición capaz de derrotar al PRI, lo cual no sería un asunto menor considerando que esto se evitó cuando en el 2010 el PAN se comprometió con el PRI a no conformar una a cambio de que este último aprobara el paquete económico federal de ese entonces.[2]

No obstante, al día de hoy pareciera no existir una moneda de cambio capaz de evitar este escenario; al contrario, una derrota para el partido del presidente en su cuna política sería un duro revés al PRI en la carrera presidencial, por lo cual es el incentivo principal para una alianza, aunque esto no significa que pueda ser exclusiva entre PRD y PAN. En la última medición de Delphos, el porcentaje de la población que considera que el PRD debe ir en alianza con el PAN es del 23%, mientras quienes consideran que debería hacerlo con MORENA es de 49%, seguida en segundo lugar de un 31% que considera que debería hacerlo con Movimiento Ciudadano.Diapositiva5

Si se consideran los márgenes de las últimas tres elecciones a gobernador, los porcentajes de votación del PAN y el PRD en conjunto superan los porcentajes obtenidos por el PRI en 1999 y 2005; mientras que para el 2011 no logran superar el 62% de la votación obtenida por Eruviel Ávila.

Diapositiva2

Para el caso de una alianza de cara a la elección de gobernador la población del estado, a diferencia de lo que sugieren los resultados electorales pasados, considera que una alianza entre PRD y PAN tendría menores posibilidades de ganarle al PRI, 26%, mientras que las del PRD y MORENA serían mayores, 38% de acuerdo con el dato de Delphos.

Diapositiva8

El proceso electoral del Estado de México iniciará formalmente en septiembre y a poco más de un año de la elección, el comportamiento electoral de los mexiquenses se encuentra de la siguiente manera: identidad partidista PRI, 36%; PRD, 15% y PAN, 10%. MORENA, pese a su corta vida partidista obtiene un 9%; aunque el margen de quien dice no identificarse con ningún partido político es del 17%.

Diapositiva6

Al día de hoy, el PRI, 30% puntea las preferencias de intención de voto para la elección a gobernador con 16 puntos de ventaja sobre el segundo lugar, PRD, 13%. Mientras que MORENA y el PAN se encuentran en un empate virtual, 8% y 7% respectivamente.

Diapositiva8

Aún faltan varios meses y los números pueden cambiar. Como es bien sabido, los tiempos políticos no siempre coinciden con los tiempos legales, por lo cual desde ahora ya suenan posibles aspirantes en cada uno de los partidos. En la siguiente entrega del miércoles se analizará el posicionamiento de los políticos que podrían ser los próximos candidatos a la gubernatura del estado, así como el tipo de candidato que consideran adecuado los mexiquenses de acuerdo a la problemática que perciben.

[1]http://internacional.elpais.com/internacional/2016/04/13/mexico/1460563082_994180.html [2] http://www.jornada.unam.mx/2010/03/05/politica/003n1pol