Un mes después del sismo

El día de hoy se cumple un mes del sismo que afectó la ciudad el pasado 19 de septiembre, el mismo día en que se conmemoraron 32 años de otro temblor ocurrido en 1985. Horas antes del sismo, a las 11 am, en la ciudad se llevó a cabo un gran simulacro con el objetivo de conmemorar el terremoto de 1985 y reforzar los protocolos de actuación para la población ante este tipo de eventos.[1]

El sismo de hace un mes tuvo una magnitud 7.1, de acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional[2] y pudo ser percibido en la Ciudad de México además de los estados de Guerrero, México, Morelos, Oaxaca, Puebla y Tlaxcala, principalmente.

Morelos, Puebla y la Ciudad de México fueron las entidades que registraron los mayores daños. Además de Oaxaca, en donde este sismo agravó más la situación del estado que tan solo dos semanas antes, el 7 de septiembre, había enfrentado un movimiento telúrico de 8.2 grados de magnitud.  En este contexto Delphos-Nu llevó a cabo una encuesta entre los ciudadanos de la CDMX con el fin de conocer sus opiniones al respecto.

32 años y la ciudadanía se volvió a hacer presente

Los datos de la encuesta de DelphosNu muestran que nuevamente los capitalinos fueron una parte importante en respuesta a la emergencia. Un 75% dijo haber ayudado por medio de algún tipo de donación a los afectados; mientras que un 46% dijo haber participado con trabajo voluntario en los diversos albergues que se instalaron en la ciudad.

Producto del sismo, en la ciudad hubo zonas severamente afectadas en delegaciones como Álvaro Obregón, Gustavo A. Madero, Benito Juárez, Coyoacán, Cuauhtémoc, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Tláhuac, Tlalpan y Xochimilco.[3] En donde se reportó la caída de inmuebles y la aparición de grietas en el suelo, principalmente.

En las zonas donde hubo derrumbe de construcciones la población civil se involucró de diversas maneras en centros de acopio, en la búsqueda de sobrevivientes, removiendo escombros, aportando herramienta o distribuyendo víveres entre los rescatistas que trabajaban en los lugares siniestrados. De acuerdo con los datos de Delphos-Nu, 1 de cada 4 capitalinos (25%) dijo haber ayudado en alguna zona de desastre.

 

La Secretaría de Marina y el Ejército, las mejor evaluadas; presidente y delegados, los peores

En 1985, las autoridades de gobierno se vieron rebasadas ante la magnitud de a emergencia.[4] Lo más criticado entonces fue la limitada capacidad de respuesta del gobierno. En esta ocasión las opiniones respecto al desempeño de las autoridades son encontradas. Por un lado, organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacaron las acciones de respuesta del gobierno de la CDMX ante el sismo.[5] Sin embargo, los capitalinos consideran que la Marina y el Ejército mexicanos fueron quienes tuvieron un desempeño “bueno o muy bueno” ante la catástrofe, con un 81% de opiniones cada uno. En segundo lugar, la Secretaría de Protección civil de la CDMX obtuvo un 75% de opiniones en este sentido.   Mientras tanto, el 74% de capitalinos evaluaron como “malo o muy malo” el desempeño del presidente Enrique Peña Nieto (EPN) ante el sismo. En segundo lugar, en este mismo rubro, se encuentran los jefes delegacionales con 63% de opiniones que califican negativamente su desempeño. Por último, prácticamente empatada en opinión negativa, con el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera (MAM) (59%), se encuentra la Secretaría de Educación Pública (SEP) (60%), que, hasta el martes 17 de octubre de acuerdo sus propios datos, registró que el 95% de escuelas habían regresado a sus actividades, faltando poco menos de mil por hacerlo.[6]

Presencia de autoridades

Las instituciones castrenses, Marina y Ejército, no solo recibieron las opiniones favorables más altas en cuanto a su desempeño tras los sismos del 7 y 19 de septiembre; sino que también son las instituciones cuya presencia en los lugares afectados fue reconocida en mayor medida. Por ejemplo, el 45% de los entrevistados identificó la presencia del Ejército en los lugares afectados en la CDMX y en otros estados. En igual proporción que la Marina. Los delegados son las figuras de gobierno ausentes durante el sismo. El 68% de ciudadanos afirmó que éstos no estuvieron presentes en los lugares dañados. En redes sociales el caso del delegado de Xochimilco, Avelino Méndez, fue emblemático, pues la población de San Gregorio, al percatarse de su presencia en la zona corrió al delegado, pues le reclamaban la falta de ayuda.[7] Por su parte, llama la atención que el 50% de las personas entrevistadas dijo no haber identificado la presencia del Jefe de Gobierno en las zonas afectadas de la ciudad. Porcentaje incluso mayor que el del presidente de la República, quien obtiene dos puntos porcentuales menos, 48%.     Los sismos vividos recientemente en el centro y sur del país han afectado gran parte de la población mexicana. Sin embargo, la sociedad organizada, como hace 32 años, ha vuelto a hacerse presente. Frente a la solidaridad mostrada por los ciudadanos, las autoridades de los tres niveles de gobierno deben tener presente la importancia de conducir las labores de reconstrucción en las zonas afectadas. Pues acontecimientos de esta naturaleza representan una oportunidad de resignificar el ejercicio de las funciones públicas con responsabilidad y compromiso; o, por el contrario, pueden significar el derrumbe de la confianza de la ciudadanía en sus autoridades.  
contacto@delphos.nu
[1] http://www.milenio.com/df/simulacro-cdmx-2017-aniversario-terremoto_1985-proteccion_civil-milenio_0_1033096745.html [2] http://www.ssn.unam.mx/sismicidad/reportes-especiales/2017/SSNMX_rep_esp_20170919_Puebla-Morelos_M71.pdf [3] https://www.altonivel.com.mx/estas-las-zonas-afectadas-terremoto-en-la-cdmx/ [4] http://www.proceso.com.mx/228892/no-sin-nosotros-los-dias-del-terremoto-1985-2005-por-carlos-monsivais [5] http://www.excelsior.com.mx/comunidad/2017/10/04/1192644 [6] http://www.animalpolitico.com/2017/10/planteles-regresan-clases-17-octubre/ [7] http://www.proceso.com.mx/504450/delegado-xochimilco-sale-huyendo-ante-enojo-los-afectados-del-sismo-la-falta-apoyo-videos

A un mes de gobierno, los retos de Alfredo del Mazo

El 16 de septiembre del 2017 Alfredo del Mazo Maza asumió la gubernatura del Estado de México para los próximos seis años, los cuales habrán de culminar el 15 de septiembre del 2023. Del Mazo Maza es el tercer miembro de la familia del Mazo en estar al frente del ejecutivo estatal del Estado de México; su abuelo, Alfredo del Maza Vélez, fue el primer gobernador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el periodo de 1945 a 1951; después, su padre, Alfredo del Mazo González, también sería gobernador de la entidad de 1981 a 1986. El actual ejecutivo estatal llega a la gubernatura después de haber sorteado la elección más competida del Estado de México. Apenas una ventaja de casi 3 puntos sobre la candidata de Morena le permitió a la tercera generación de los del Mazo volver a estar al frente de la entidad, lo cual también le significa al PRI seguir conservando su prevalencia ejecutiva en el estado, pues es uno de los cinco que aún no experimenta alternancia política. De esta manera, el nuevo gobernador se enfrenta a un clima político que ninguno de sus antecesores había vivido, gobernar con apenas un tercio de la votación total, 34%; en una de las votaciones con mayor participación de la entidad, 53%. De esta manera el primer gran reto para el nuevo gobernador es lograr un respaldo a su gestión de gobierno entre los mexiquenses, tarea por demás complicada considerando las opiniones negativas, 53%, que genera entre la población de la entidad.   Con 41 años de edad, del Mazo Maza enfrenta el reto de gobernar a la entidad más poblada del país. La tarea de gobernar esta entidad no es menor, los problemas son severos y se han dejado ver en temas como inseguridad, feminicidios, transporte público y pobreza; además de las afectaciones que dejaron los sismos del pasado mes de septiembre.

Inseguridad, la gran asignatura pendiente

La inseguridad en el Estado de México es un problema con el que día a día lidian los mexiquenses. Las cifras de inseguridad en el estado han ido al alza. Por ejemplo, el robo a casa habitación, ha registrado un aumento de un 50%.[1] No es casualidad que la inseguridad sea lo que más preocupe a los mexiquenses. De acuerdo con datos del INEGI, la inseguridad y delincuencia,77%, es el principal tema de preocupación entre los habitantes mayores de 18 años. Le siguen: corrupción, con 53%; desempleo, con 40%; mal desempeño del gobierno, con 37%; y pobreza, con un 35%. La última información del INEGI, respecto a esta problemática, muestra una tasa de prevalencia delictiva en este estado de 45,795 casos por cada 100 mil habitantes mayores de 18 años para el 2015. Esta cifra coloca al estado en el primer lugar nacional, con una variación que ha ido aumentando en los últimos años.

Transporte público

Durante su campaña, el entonces candidato del PRI propuso combatir una de las vertientes más importantes de este problema: la seguridad en el transporte público, a través de la instalación de cámaras de seguridad, botones de pánico y transporte especial para mujeres. La prevalencia de los robos en transporte público se ha mantenido constante para los mexiquenses, quienes desde el 2011, año en el cual inició su mandato Eruviel Ávila, han visto mantenerse este tipo de agravios en poco más de la mitad, 53%. Casi la mitad de los mexiquenses, 49%, mayores de 18 años dice haber sido víctima de un asalto en estos espacios, muy por encima de la media nacional la cual se ubica, para este tipo de delito, en 28%. En este caso, el reto para el nuevo gobierno será disminuir la incidencia de robos en el transporte público. Sector que en los últimos días ha tenido la atención de la opinión pública debido a que se autorizó el aumento de la tarifa mínima, la cual ya se ubica en $10. Sin embargo, diversos usuarios han denunciado a través de redes sociales que dicho aumento se lleva a cabo, por lo menos desde enero de este año. [2] Por lo pronto, acciones inmediatas y contundentes en este sector dentro de los primeros 100 días de gobierno mandarían un mensaje muy importante a la población mexiquense, la cual ve mermados sus bolsillos por estas circunstancias.

Violencia contra las mujeres, problema que no cede

El problema de la violencia de género, y en particular el feminicidio en el Estado de México, ha arrojado cifras alarmantes, a tal grado que en el sexenio de Eruviel Ávila se decretó la alerta de género en 11 municipios del estado (Chalco, Chimalhuacán, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec de Morelos, Ixtapaluca, Naucalpan de Juárez, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla de Baz, Toluca, Tultitlán y Valle de Chalco Solidaridad). Hasta el 31 de julio de 2017, de acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado de México, se habían cometido 41 feminicidios. Faltando dos meses para concluir el 2017, 22 menos de los 66 registrados por esta institución en todo 2016, pero uno más que en todo el 2013. Sin embargo, al considerar la cifra de delitos dolosos registrados en contra de mujeres de esta misma institución los números se disparan de manera considerable. Hasta julio de este año la Fiscalía llevaba registrados 145 homicidios dolosos. El máximo registrado se dio apenas el año pasado con 273 homicidios de este tipo. De inicio, el rubro de seguridad ha sido encomendado a Maribel Cervantes quien estará al frente de la nueva Secretaría de Seguridad Pública. Con experiencia en el tema, será la responsable de atender esta problemática que a decir de varias ONG’s va en aumento.[3]

Situación de pobreza

Otro reto importante para la nueva administración es la pobreza que impera en el estado. De acuerdo con cifras del CONEVAL la población en pobreza en el Estado de México pasó de 8,270 a 8,230 miles de mexiquenses, lo cual representa un 48% de la población del estado con al menos una carencia en rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación; además de ingresos insuficientes que no les permiten adquirir bienes y servicios necesarios para cubrir necesidades de alimento y de otro tipo. En cuanto a pobreza extrema, el número de personas pasó de 1,207 a 1,057 miles de personas, en los años 2014 y 2016 respectivamente; lo cual significa un 6% de mexiquenses. Prácticamente poco menos de la mitad de la población del Estado de México vive en algún nivel de pobreza. Un aumento de 5 puntos respecto al 2010. Mientras que en pobreza extrema se dio una reducción en apenas 2.5 puntos en este mismo intervalo de tiempo. En este sentido, una de las propuestas más sonadas y que a su vez le generó las mayores críticas al actual gobernador fue el “salario rosa” para amas de casa. Con esta propuesta el gobierno del estado buscaría transferir algún tipo de recurso económico a un 22% (132,700) de amas de casa de entre 15 a 59 años en el estado, tomando como referencia la última encuesta intercensal del INEGI.

El sismo del 19 de septiembre y su impacto

Apenas cuatro días después de asumir como Gobernador, el Estado de México se vio afectado por el sismo del 19 de septiembre. De acuerdo a cifras del Gobierno estatal poco más de 7 mil viviendas se vieron afectadas, de ellas casi 2 mil se consideran pérdida total.  En cuanto a la situación de los inmuebles educativos de la entidad, al 4 de octubre se reportaron 3 mil 645 escuelas afectadas, 78 con pérdida total; lo cual convierte al estado en uno de los más afectados en este rubro.[4]  

Alfredo del Mazo Maza ha asumido la gubernatura, como lo hicieran su padre y abuelo, de uno de los estados más complejos de la República. La familia del Mazo se ha mantenido en el primer plano de la política nacional, hoy la tercera generación deberá resolver problemas que le han heredado administraciones pasadas, además de la situación de emergencia producto de los pasados temblores. El reto no es menor, ha pasado un mes de gobierno y los retos deben enfrentarse cuanto antes, pues de lo contrario quizá el actual gobernador será con quién el PRI vea su último periodo de gobierno ininterrumpido, si atendemos a los resultados de la última elección.


contacto@delphos.nu
[1] http://www.eluniversal.com.mx/metropoli/edomex/registra-edomex-incremento-de-50-en-robo-casa-habitacion [2] http://www.excelsior.com.mx/comunidad/2017/01/16/1140230 [3] https://elpais.com/internacional/2017/05/15/mexico/1494869255_010650.html [4] http://edomexinforma.com/2017/10/afirma-adm-que-el-edomex-no-descansara-hasta-ponerse-nuevamente-de-pie/