Indicador 18 CDMX Procesar un candidato, el reto para el Frente Ciudadano por México

El pasado 8 de septiembre inició de manera formal el proceso electoral de cara al 2018, en donde además de renovar la totalidad de las cámaras de diputados y senadores, así como la presidencia de la República; también habrá elecciones en otras entidades del país; entre ellas la recién nombrada Ciudad de México. En la capital se elegirán 243 cargos; entre concejales, diputados, alcaldes, y jefatura de gobierno.[1]

La elección del próximo 1 de julio será la primera elección con la nueva Constitución de la Ciudad de México. Desde 1997 el Partido de la Revolución Democrática (PRD) ha ganado todas las elecciones a Jefe de Gobierno, pero el próximo año podría ser la primera vez que pierda la ciudad, su principal bastión del país. Bajo este contexto DelphosNu presenta la tendencia electoral para jefe de gobierno, mediante una encuesta en vivienda realizada del 7 al 12 de octubre del 2017.

Morena encabeza preferencia a JDG

Al día de hoy Morena es el partido con mayor intención de voto para este puesto, al obtener un 27% de las preferencias electorales entre los capitalinos. En segundo lugar, está el Partido Acción Nacional (PAN) con 10%, prácticamente empatado con el PRD, con 9%. Por su parte, con 7%, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se ubica en el cuarto lugar en intención de voto por partido.

La situación del PRD mejora si se considera la segunda mejor opción del electorado capitalino, pues al preguntar por esto el partido del sol azteca se ubica en primer lugar con un 12%; seguido por Morena y PAN, con 7% cada uno.

Coaliciones y Frente

Miguel Ángel Mancera, actual Jefe de Gobierno, ganó la elección de 2012 con el 63.6% de la votación, poco más de 3 millones de sufragios. En ese entonces Mancera compitió bajo una coalición de partidos de izquierda encabezados por el PRD, la votación alcanzada es la más alta que se ha registrado para esta figura de gobierno.

No obstante, la situación hoy es distinta. El PRD se encuentra en negociaciones con el PAN y Movimiento Ciudadano (MC) para organizar un frente que compita en las siguientes elecciones con candidatos únicos, entre ellos, Presidente de la República, Jefatura de Gobierno y alcaldías. Esta política de alianzas ya les ha permitido a ambos partidos ser más competitivos y en varios casos hacerse con gubernaturas en otros estados.

Uno de los retos para el llamado Frente Ciudadano por México (FCM) (PRD/PAN/MC) en la CDMX pasa por obtener el apoyo de un electorado que tradicionalmente ha votado por partidos de izquierda, en un escenario donde la mayor intención de voto se concentra en Morena, partido ubicado en este espectro político. En conjunto los partidos del FCM, suman sólo un 20% en intención de voto. Abajo, inclusive, de un posible candidato independiente, con 24%.

El procesamiento de candidaturas, el gran reto

La manera en que los partidos procesan sus candidaturas muchas de las veces afecta significativamente el resultado de la elección. Aun en aquellos cuyos métodos de selección se encuentran definidos previamente, un mal procesamiento ha derivado en rupturas, en donde personajes políticos de peso al interior que no resultan seleccionados optan por romper con sus institutos políticos, y en ocasiones han resultado vencedores compitiendo por otros partidos. El caso de Quintana Roo en 2016, es un ejemplo de ello.

Uno de los puntos ríspidos en los procesos electorales radica en los métodos de selección de candidatos. En este aspecto, ni siquiera el partido que puntea la encuesta, Morena, ha estado exento de confrontación entre quienes aspiran a abanderar al partido por la Jefatura de Gobierno.

En el caso de Morena, todo parece indicar que la actual delegada de Tlalpan, Claudia Sheinbaum, será la candidata, luego de que Ricardo Monreal, Delegado de la Cuauhtémoc, quedara a un lado en un controvertido método de selección.[2] Ante este escenario, Monreal ha amagado con reconsiderar su pertenencia a Morena[3] y buscar una candidatura por la vía independiente.[4]

Por su parte, de prosperar el FCM, Alejandra Barrales, actual presidenta del PRD es quien se perfila como la candidata que representaría a su propio partido además del PAN, MC y quienes se sumen.[5]

En este sentido DelphosNu preguntó sobre conocimiento y opinión de estos personajes, además de Aurelio Nuño, Secretario de Educación y perteneciente al PRI; Así como la delegada de Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, del PAN.

Aurelio Nuño sube en conocimiento y en opinión negativa

De los políticos mencionados, Aurelio Nuño es el más conocido con 72%. Respecto al dato Delphos de julio de 2016, creció el doble, 32%. Sin embargo, ha pasado de 10% a -30% y ostenta la mayor cantidad de opiniones negativas.

Por su parte, Alejandra Barrales, creció en conocimiento al pasar de 34% en julio de 2016 a 64%. En opinión negativa empeora, pues pasa de -4% a -21% en el mismo periodo de tiempo.

Claudia Sheinbaum, crece 27% en conocimiento; pasa de 26% en julio de 2016 a 53% para octubre de este año. En cuanto a opinión negativa pasa de -1% a -14%.

Ricardo Monreal crece 8% en conocimiento, al pasar de 42% a 50% para octubre de este año; respecto a opinión negativa, también empeora, pues pasa de -8% a -32%.

Por último. Xóchitl Gálvez es la única que disminuye en conocimiento, pues pasa de 41% en julio de 2017 a 38% para la primera quincena de octubre de este año. A diferencia de los anteriores personajes es la única con buena opinión, con 1%; sin embargo, registra una disminución respecto al año anterior, cuándo se ubicó en 13%.

 

Careos

En un escenario donde Alejandra Barrales compitiera por el Frente; Aurelio Nuño por el PRI; Claudia Sheinbaum por Morena y Ricardo Monreal como independiente; la delegada de Tlalpan obtiene el 22% de la intención de voto, 5 puntos menos en comparación del dato por partido. Por su parte, Alejandra Barrales obtiene 17%, 3 puntos menos que la sumatoria de los partidos del Frente (PRD,PAN,MC).

Aurelio Nuño obtiene un 7%, igual a la intención de voto por el PRI sin candidato, es decir no agrega ni resta apoyo a su partido. Mientras que Ricardo Monreal obtiene únicamente el 6% al ubicársele como independiente, 18 puntos menos respecto a la intención de voto sobre un independiente, sin conocer candidato.

A poco más de 8 meses de la elección en la Ciudad de México la tendencia apunta a una alternancia en la jefatura de gobierno. El PRD, aun con el PAN y MC, parece que no será competitivo en la próxima elección en lo que ha sido su principal bastión por 20 años. Aún falta ver hasta dónde llegará el FCM y si superará la aduana del procesamiento de candidato. Aunque las tendencias, por el momento de le dan muchas posibilidades, todavía falta mucho tiempo y los números pueden cambiar.

  @DelphosNU / Omar Díaz V. Investigador Sr. @odiazv       [1] http://www.ine.mx/voto-y-elecciones/elecciones-2018/ciudad-de-mexico/   [2] http://www.animalpolitico.com/2017/08/morena-encuesta-publica-resultados/   [3] http://www.animalpolitico.com/2017/09/ricardo-monreal-deja-morena/   [4] http://www.eluniversal.com.mx/metropoli/cdmx/monreal-analizo-ir-independiente-no-pude-con-nomenklatura-de-morena   [5] https://heraldodemexico.com.mx/cdmx/alejandra-barrales-dispuesta-a-ser-candidata/  

Gasolinazo y Efecto Peña hunden al PRI en el Estado de México

Gasolinazo y Efecto Peña hunden al PRI en el Estado de México

Durante la primera quincena de diciembre del año pasado se anunció el inicio de la liberalización de precios en los combustibles a partir del primero de enero del 2017. Esta medida se adelantó un año ya que en la reforma energética aprobada en el 2013 estaba prevista a partir del 2018.[1] De esta manera los precios máximos de estos combustibles dejaron de estar fijados por el gobierno federal para estar sujetas a las variaciones del mercado internacional. El pasado 27 de diciembre de 2016 la Comisión Reguladora de Energía dio a conocer los precios máximos de gasolinas y diésel para las regiones del país[2] En promedio, los precios para gasolina magna aumentaron un 14.2%; 20.1% para premium; y 16.5% para diésel respecto a diciembre de 2016.[3] De esta manera, los precios aproximados para gasolinas magna, premium y diésel promedian por litro $15.99, $17.9 y $17.05, aproximadamente. El gas LP también ha tenido un aumento en las primeras semanas de enero de entre 13% a 30% dependiendo la región del país.[4] Por su parte, también hubo un aumento en las tarifas de electricidad para el sector industrial y comercial, así como para usuarios domésticos de alto consumo.[5] Bajo este contexto Delphos llevó a cabo una encuesta entre la población del Estado de México del 6 al 11 de enero. Considerando los aumentos en gasolinas, gas LP y electricidad los mexiquenses esperan ver muy afectada su economía, 85% a causa del gasolinas y diésel; y un 87% por gas LP y electricidad. A través de redes sociales principalmente, diversos grupos de personas y ciudadanos han estado llamando a manifestarse en todo el territorio nacional en contra del aumento de precios.[6] Las primeras manifestaciones se dieron el 1 de enero. El objetivo, mostrar el descontento con esta medida. En este contexto, de acuerdo con los datos de la encuesta, el 65% de los mexiquenses dijo sentirse molesto ante esta situación; un 15% dijo sentirse decepcionado; mientras que un 13% dijo sentirse irritado. Las protestas emprendidas por el llamado gasolinazo han sido en su mayoría pacíficas, desde marchas o bloqueos de vialidades, hasta la toma de casetas de peaje o bloqueos a los edificios de gobierno.[7] Sin embargo, bajo el argumento de las protestas, hubo quienes llevaron a cabo actos vandálicos y saqueos a diferentes establecimientos comerciales, siendo el Estado de México la entidad con más eventos de este tipo.[8] De las diversas acciones que se han llevado a cabo para protestar por el gasolinazo, la realización de marchas pacíficas, 60%; así como el no pagar impuestos, 53%; son las que cuentan con mayor índice de aprobación entre los mexiquenses. Por el contrario, los saqueos son reprobados por un 88% de esta población.

Mensaje Presidencial

La noche del 5 de enero el Presidente de la República Enrique Peña Nieto dio un mensaje con motivo del inicio del año 2017.[9] En este mensaje el ejecutivo se refirió al tema del aumento de gasolinas y a las relaciones de México con el nuevo gobierno de Estados Unidos. Al respecto, solo la mitad de mexiquenses dijo haber visto este mensaje presidencial. De la mitad de personas que dijeron haber visto el mensaje, un 66% opina que lo dicho por el Presidente es “nada creíble”. En este mensaje del 5 de enero, el Presidente refirió que el “ajuste en el precio de la gasolina no se debe a la Reforma Energética ni tampoco a un aumento en los impuestos”. Por el contrario, refirió factores externos como el aumento internacional en los precios del petróleo y de la gasolina, así como la importación de combustibles del país, como las principales razones. Sin embargo, pese a las explicaciones esgrimidas el 24% de los mexiquenses considera a la Reforma Energética como la razón principal del aumento, seguida del aumento en precios internacionales de petróleo y gasolina, 13%; y el porcentaje de impuestos con que se gravan las gasolinas, 12%. Solo 7% refirió costos de logística en almacenamiento y distribución de los productos. El Presidente también enunció una serie de medidas emprendidas por su gobierno para enfrentar el aumento de precios. Por ejemplo, el recorte de 20 mil plazas de su gobierno, sin mencionar el tipo de las mismas; la disminución del 10% en salarios de la alta burocracia federal; además del recorte en el gasto del Gobierno de la República “en casi 190 mil millones de pesos”. Adicionalmente, también comunicó otras alternativas que pudieron haberse emprendido para no aumentar el costo de la gasolina, como subir impuestos, recortar programas sociales o incrementar el saldo de la deuda pública. Sobre estas opciones el Presidente preguntó en su mensaje, si los ciudadanos estuvieran en el lugar de él ¿qué hubieran hecho? Al respecto, y considerando las opciones propuestas por él, los mexiquenses contestaron: disminuir sueldos a la alta burocracia, 40%; y recortar puestos en la burocracia, 34%; principalmente.

Responsables y costos políticos

En días recientes el Presidente convocó a organizaciones del sector empresarial, laboral, agrario y gubernamental, con el objetivo de establecer un acuerdo que ayuden a preservar la estabilidad económica del país y la economía familiar. No obstante, algunos de estos sectores criticaron la forma en la que se llevó acabo el acuerdo, por lo que no lo suscribieron hasta hace dos días.[10] Estas críticas, sin llegar a demandar la salida del Peña Nieto como sucede en las manifestaciones en las calles, sí han mermado la ya de por sí baja aceptación de la actual figura presidencial. En la encuesta, el 46% de los mexiquenses, estado que gobernara antes de ser Presidente, Peña Nieto es considerado como el principal responsable del aumento en los precios de gasolinas, electricidad y gas LP. A las críticas contra el Presidente se han sumado diversas voces. Incluso dentro de su mismo partido han surgido figuras que han cuestionadas las decisiones tomadas por su gobierno. Una de ellas, es la Diputada con licencia y exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega Pacheco, quien respondió a la pregunta que el Presidente dirigió en su mensaje del 5 de enero.[11] Varios analistas consideran que quién fuera el mayor activo del PRI hace 4 años hoy es su mayor lastre.[12] En la entidad mexiquense Peña Nieto disminuyó a la mitad su aprobación presidencial respecto a la medición de noviembre de Delphos; pasó de 31% a 16% en enero. La caída de Peña Nieto en la evaluación de los mexiquenses también le pega al Gobernador Eruviel Ávila, quién baja 16 puntos en la aprobación de los mexiquenses a su gobierno, de 45% a 29%.[13]   En este mismo sentido, el 53% de mexiquenses consideran que el PRI es el principal responsable de los aumentos de precios al inicio de año.   Este año el Estado de México celebrará elecciones para elegir gobernador y el efecto del gasolinazo, sumado a la impopularidad de Enrique Peña Nieto y su partido, han tenido un impacto en la intención de voto de los mexiquenses.[1]  Habrá que seguir de cerca el desarrollo del proceso electoral mexiquense, toda vez que resulta un escenario clave en la carrera presidencial al 2018.   [1] http://www.forbes.com.mx/shcp-quiere-adelantar-liberalizacion-precios-gasolinas/#gs.Wkhn4_8 [2] http://www.gob.mx/cre/articulos/precios-maximos-de-combustibles-enero?idiom=es [3] http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/12/27/precios-de-las-gasolinas-subiran-hasta-20-en-enero [4] http://eleconomista.com.mx/industrias/2017/01/03/aumento-precios-gas-lp-rebasa-alza-gasolinera [5] http://www.milenio.com/negocios/luz-gas_lp-aumento-cfe-adigas_0_877112290.html [6] http://www.excelsior.com.mx/nacional/2016/12/29/1136848 [7] http://www.excelsior.com.mx/nacional/2017/01/15/1140020 [8] http://www.forbes.com.mx/estado-mexico-la-entidad-mas-saqueada-gasolinazos/#gs.VWYTdes [9] https://www.youtube.com/watch?v=yhiGVJQ1yCo [10] http://www.elfinanciero.com.mx/economia/coparmex-acepta-unirse-al-pacto-por-la-economia.html [11] https://www.youtube.com/watch?v=CxR_MDp4L8M [12] http://www.excelsior.com.mx/opinion/leo-zuckermann/2017/01/17/1140288 [13] http://www.delphos.nu/1315-2/ [14] http://www.delphos.nu/asi-inicia-el-ano-electoral-en-el-estado-de-mexico/

Así inicia el año electoral en el Estado de México

Así inicia el año electoral en el Estado de México

El próximo 4 de junio se llevarán a cabo elecciones para elegir al próximo gobernador del Estado de México. El proceso electoral ha iniciado de manera formal desde el pasado 7 de septiembre,[1] sin embargo, los tiempos políticos en este estado han empezado desde antes, por lo menos inmediatamente después de la jornada electoral del 5 de junio pasado. A mediados del mes de diciembre se dio a conocer que para el inicio del 2017 se incrementarían los precios de las gasolinas y el diésel. Esta medida ha traído tras de sí un amplio descontento. Durante la primera semana de enero se llevaron a cabo manifestaciones a lo largo de todo el territorio nacional debido a este incremento.   Bajo este contexto Delphos llevó a cabo su tercera medición sobre tendencias electorales en el Estado de México. Los datos recabados durante el transcurso del 6 al 11 de enero muestran movimientos importantes en las preferencias electorales de los mexiquenses respecto a la última medición de noviembre del año pasado.[2] En primer lugar, se observa una caída en la intención de voto del PRI, al pasar de un 42% en noviembre a un 27% al mes de enero, lo cual significa una disminución de 15 puntos en intención efectiva. Por su parte, Morena ha crecido 11 puntos, al pasar de una intención de voto efectiva de 7% en noviembre a 16% en enero. En cuanto al PRD y el PAN continúan empatados, esta vez con 22% de intención de voto efectiva cada uno. Estos partidos han crecido en intención de voto respecto a noviembre, cuando de igual forma se encontraban empatados en 20% cada uno. El PRI, que punteaba la encuesta de noviembre con una diferencia de 22 puntos sobre el PRD y el PAN, hoy se encuentra a solo 5 puntos de ventaja. Por otra parte, el porcentaje de electores mexiquenses que dicen que “nunca votarían” por este partido es de un 44%, muy superior respecto a otros partidos como el PRD y el PAN, con 6% cada uno; o de Morena, con 7%.

Conocimiento y opinión

Distintos son los actores que se han mencionado como posibles candidatos a la gubernatura, entre los más conocidos se encuentran por el PRI, Alfredo del Mazo Maza, actual Diputado federal, expresidente municipal de Huixquilucan y también primo de Enrique Peña Nieto con 64%; Ana Lilia Herrera, actual Secretaria de educación del estado además de Senadora con licencia, con 33%; y Carlos Iriarte Mercado, Presidente estatal de este partido y también Diputado federal, con 27%. Sin embargo, si bien Alfredo del Mazo es quien resulta ser el político más conocido sólo tiene una opinión efectiva de un 11%; Mientras que Ana Lilia obtiene un 15%; muy atrás queda Iriarte Mercado con un 4%.   Por parte del PRD los dos personajes más conocidos son Juan Zepeda, Diputado local y expresidente municipal de Nezahualcóyotl, con 40%; y Javier Salinas, también Diputado local perredista, con 15%. La diferencia en opinión efectiva es mayormente favorable para Juan Zepeda con un 42%, mientras que Javier Salinas tiene un 14%.   Sin pertenecer al PRD, Alejandro Encinas, actual Senador con licencia y actual Diputado de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México ha sido mencionado como un posible candidato a la gubernatura por este partido, pese a rehusarse a ser considerado como tal.[3] En la medición de Delphos Alejandro Encinas es conocido por un 54% de los electores mexiquenses, sin embargo, su opinión efectiva es de solo un 7%; probablemente este número se explique por su participación en el proceso electoral pasado del Estado de México.   Por parte del PAN, la excandidata presidencial Josefina Vázquez Mota, es conocida por un 54% de electores, con una opinión efectiva de 5%. Después de haber estado en el centro de la opinión pública debido al financiamiento recibido por su fundación de parte del gobierno federal prácticamente se le ha dado por descartada en la contienda panista. Fuera de ella las otras figuras tienen un porcentaje de conocimiento de 17%, y corresponden a la Senadora Laura Rojas; al Diputado federal Ulises Ramírez; y a José Luis Durán Reveles, expresidente municipal de Naucalpan.  De ellos es Laura Rojas quién tiene la mayor opinión efectiva, 24%.   En Morena, Delfina Gómez es conocida por un 27%, con una opinión efectiva de 24%; no existiendo otras figuras políticas por ese partido que disputen la nominación todo parece indicar que ella será la próxima candidata.  

Careos internos

A pocos días de iniciar el periodo de precampañas, del 23 al 3 de marzo, son distintos los actores políticos de cada partido que han buscado posicionarse dentro de sus partidos.  Delphos presenta los careos entre los políticos que han sido mencionados como posibles candidatos en los partidos políticos de la entidad. Por el PRI, en un careo interno Alfredo del Mazo aventaja con 24% sobre figuras como Ana Lilia Herrera, con 9%; César Gómez Monge, 4%; y Carlos Iriarte o José Manzúr, cada uno con 3%.   En el PRD, Juan Zepeda tiene una preferencia de un 24%; le siguen Alejandro Encinas, que pese a no ser perredista obtiene un 17%; al final se ubica Javier Salinas, quién sólo obtiene un 6%.   Para el caso del PAN, aun cuando Josefina Vázquez Mota es quién genera las mayores preferencias con un 12%, hasta el momento ha sido descartada a raíz un escándalo por el financiamiento de su fundación por parte del gobierno federal mexicano. Fuera de esta figura del panismo, actores que han manifestado su deseo por ser los candidatos, como José Luis Durán Reveles y Ulises Ramírez, obtienen un 5%, al igual que otros panistas mencionados como posibles opciones.   En  Morena, la expresidenta municipal de Texcoco, Delfina Gómez, pidió licencia a su cargo como Diputada Federal para buscar la candidatura al gobierno del estado por ese partido. Con ello se confirma lo que parece ser una candidatura única en ese partido.   El PRI es el partido que aun con todo y su caída puntea la intención de voto en el estado, sin embargo las campañas todavía no empiezan y el repunte que han logrado otros partidos, sobre todo Morena, puede hacer pensar en una elección quizá un poco más cerrada. En la siguiente entrega se abordará el tema del aumento de las gasolinas y la aprobación presidencial en la entidad, pues estos temas afectarán la elección mexiquense.   [1] http://www.trife.gob.mx/informacion-electoral/calendario-electoral/mexico-gobernador-2017 [2] http://www.delphos.nu/1315-2/ [3] https://twitter.com/A_Encinas_R